El embarazo y el suelo pélvico

El embarazo y el suelo pélvico: preparación al parto y rehabilitación postparto

Contenidos de esta entrada

Durante el embarazo, los músculos del suelo pélvico sufren debido a que tienen que soportar un incremento de peso. Con la fisioterapia, buscamos prevenir los problemas del suelo pélvico derivados del embarazo y ayudamos a la mujer a prepararse para el momento del parto, es decir, ayudamos a preparar la musculatura para evitar que se lesione.

Si estamos planeando un embarazo es importante realizar una valoración antes, si ya lo estamos será importante realizarla también durante el embarazo para saber en qué estado se encuentra nuestro suelo pélvico. De esta manera podemos prepararlo y fortalecerlo para el futuro aumento de presión sobre él, ya que de esta forma podemos prevenir la aparición de incontinencia urinaria al final del embarazo y postparto.

La valoración que realizaremos en nuestra clínica de fisioterapia consiste en examinar la integridad de los músculos y medir su fuerza, resistencia  y flexibilidad, para de esta forma adaptar el programa de fisioterapia adecuado. Bajo nuestro punto de vista resulta también importante fortalecer el abdomen para intentar evitar o disminuir la aparición de diástasis abdominal tras el embarazo.

Durante el tercer trimestre realizamos  la preparación del suelo pélvico para el estiramiento que van a soportar los músculos durante el momento del parto, con el fin de evitar desgarros o episiotomía. Nuestro tratamiento consiste en un masaje perineal para mejorar la flexibilidad y elasticidad de las paredes de la vagina y facilitar el momento del expulsivo durante el parto, Además trabajamos con ejercicios de suelo pélvico, y enseñamos las respiraciones y posturas que faciliten la dilatación. Este trabajo se realiza con paciente y pareja, con el fin de que puedan trabajarlo juntos en casa y puedan colaborar en el momento del parto.

El embarazo y el suelo pélvico ¿Cómo es la rehabilitación postparto?

Tras el parto algunas mujeres pueden sentir falta de control de orina o de gases, puede haber dolor o sensación de debilidad. Lo primero que debes saber es que tras pasadas las 48 horas del parto se pueden empezar a hacer ejercicios de contracción-relajación enseñados durante el embarazo, y muy importante contraer bien el abdomen y suelo pélvico a la hora de hacer un esfuerzo como coger al bebé, toser, estornudar…

Una vez pasada la cuarentena, es conveniente realizarse una valoración toraco-abdominal y del suelo pélvico, antes de empezar a hacer ejercicio físico. Durante la valoración toraco-abdominal analizaremos si existe o no diástasis abdominal y evaluaremos la tensión y fuerza de los músculos abdominales, ya que sufren modificaciones durante el embarazo. En la valoración del suelo pélvico analizaremos el estado de la cicatriz (en caso de cesárea, episiotomía o desgarro), si existen puntos dolorosos tanto internos como externos, valoramos la fuerza y resistencia de la musculatura y si el útero ha vuelto a su posición.

Hands massaging female abdomen.Therapist applying pressure on belly. Woman receiving massage at spa salon

Tras la valoración proponemos un plan de tratamiento a nuestra paciente e iniciamos el tratamiento individualizado.

Nos fijamos como primer objetivo la potenciación de la musculatura abdominal (músculo transverso, recto y oblicuos). Ejercitamos a la paciente en su correcta contracción y le instruimos para usarlo de manera eficiente a la hora de coger peso, de cargar al bebé, etc.

En caso de que existiera diástasis abdominal se tratará con ejercicios de contracción abdominal e hipopresivos, que implican una activación del transverso sin crear presión, lo que ayuda a que las estructuras se vayan aproximando hasta su situación original.

En cuanto al suelo pélvico, nuestro objetivo es recuperar la fuerza y resistencia de los músculos. Lo conseguiremos con ejercicios de contracción-relajación, con ejercicios de propiocepción y con hipopresivos, ya que la contracción del transverso al realizarlos implica una contracción involuntaria del suelo pélvico. Todos estos ejercicios se realizan en distintas posturas (sentados, tumbados, de pie) puesto que en el día a día nos vamos moviendo y no mantenemos una postura mantenida. También colocamos a la paciente en superficies inestables que hará que la musculatura del suelo pélvico se active también de forma involuntaria.

Si deseas completar la información sobre nuestra unidad de suelo pélvico o te surgen dudas respecto a la preparación del suelo pélvico en el embarazo como su rehabilitación post parto estaremos encantados de ayudarte, contacta con nosotros en nuestro teléfono de atención al paciente o visitanos en nuestra clínica de fisioterapia en Getafe (El Bercial).

También te puede interesar
Fisioterapia a domicilio en Getafe
Fisioterapia a domicilio en Getafe

¿Quién dice que no es posible recibir un buen tratamiento de fisioterapia en tu propia casa? En Somos tu Fisio somos conscientes de las limitaciones, que en muchas ocasiones, tienen nuestros pacientes para desplazarse hasta

Leer más »
Articulación temporomandibular (ATM)
Articulación temporomandibular (ATM)

Con los tiempos que corren, vamos a todas partes deprisa, con demasiadas responsabilidades. Poco a poco vamos acumulando más y más estrés. Una de las formas que tiene nuestro cuerpo de eliminar ese estrés es

Leer más »

¡¡Estamos de vacaciones
hasta el 27 de agosto!!

Cerrado por vacaciones

Reserva tu cita por teléfono
a partir del 21 de agosto
911 626 047
644 656 905

Llamar ahora